Qué tan verde es la nube en TI

Greenpeace dio a conocer a mediados de abril su nuevo estudio, ubicándolo en las firmas de Tecnologías de la Información (TI) que gestionan sus servicios en la nube. “How green is your cloud –Qué tan verde es tu nube-, calificó a 14 compañías de este sector que mejor abrazan las energías limpias en sus centros de datos y a las que peor lo hacen.

La elaboración del estudio ¿Qué tan verde es tu nube? seleccionó variadas categorías como: transparencia, eficiencia de energía, usos renovables, entre otras.

 La organización ecologista también investigó qué empresas de tecnología se sirven en mayor medida de la energía nuclear para sus nubes. Amazon Web Services (AWS), 29.9%. Apple y Microsoft (27.8% y 26% respectivamente) valores altos en el consumo de ésta.

“Los centros de datos desgraciadamente, a pesar del tremendo potencial de innovación que contienen y la cleanenergy en su mayoría son empresas de TI que se han expandido rápidamente sin tener en cuenta de cómo la elección de energía podría impactar a la sociedad”, destaca el análisis.

Qué tan verde es tu nube señala que Dell y Yahoo! son las mejores compañías de TIC que ocupan energías limpias en sus centros de datos. La primera aprobó con 56.3% mientras que la firma web dirigida por Scott Thompson obtuvo 56.4%

A nivel global Salesforce y Oracle serían las más contaminantes, con solo 4% y 7.1% de implantación de estas energías en sus servicios.

Apple no calificó como empresa verde y de acuerdo con el informe de Greenpeace, 55% de de su nube (que aloja servicios como iTunes o iCloud) obtendría su energía del carbón. Otras empresas que hacen un amplio uso de dicha fuente para sus servicios de cómputo en nube serían HP (49,7%), IBM (49,5%) y Oracle (48,7%).

Twitter fue de las que tampoco salió bien librada en el manejo de energía limpia, calificó entre las empresas más contaminantes con 21.3%, quedó en la parte inferior del paquete de la industria por carecer de la transparencia en la divulgación de la huella.

Se señala que esta red social aún no tiene una política de infraestructuras que lleve bien su crecimiento en el impacto ambiental o en la necesidad de mitigar el cambio climático.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.